10 Señales para saber si eres un Gran Lider

1Ayudas a los demás sin esperar nada a cambio

¿Te has visto a ti mismo terminando tareas en el trabajo porque necesitan ser acabadas y no porque te lo han pedido? ¿O siendo voluntario para ayudar a alguien? Los grandes líderes hacen las cosas para ayudar a los demás y no esperan recibir nada a cambio.

2Tienes una mente abierta

mente abierta

Mantener una mente abierta es un rasgo importante cuando hablamos de líderes. Si has encontrado a alguien que te ha dicho cómo hacer las cosas de manera más eficiente y te lo has tomado como una crítica constructiva, no me queda más remedio que aplaudirte.

3Eres accesible

Si eres una persona que da más consejos a sus amigos y compañeros de trabajo de los que recibe, significa que valoran tu opinión y eres un referente para pedir ayuda. Realmente nadie quiere trabajar sin una filosofía de puertas abiertas. Confían en tu criterio y confían en ti: siéntete orgulloso de ello.

4Realmente te preocupas por los sentimientos de otros

pareja

A veces en la vida te encuentras dejando tus planes a un lado para ser el hombro donde llorar de alguien o un oído amigo. Eres la persona a la que a gente busca cuando necesitan hablar de su vida o cuando las cosas van mal. Y es que realmente no te importa hacerlo, porque te preocupan los sentimientos de los demás. Las personas buscan y siguen a los líderes porque se sienten entendidos por ellos, y eso es una hermosa característica.

5Te mantienes firme

Si alguna vez te has visto en una situación en la que alguien está pidiendo consejo y aunque sabes que no quiere oírlo, se lo das de todas formas, estás haciendo lo correcto. Aunque a tu amigo no quiera que lo hagas, ésa es una gran cualidad de líder. Habrán momentos en los que tengas que hacer reuniones, dar retroalimentación, ponencias… Se necesita a una persona que cuente con este rasgo, siéntete orgulloso de ello.

6Mantienes la sonrisa, incluso cuando es difícil

sonrisa

Mantener la templanza profesional es un excelente rasgo que muchos líderes tienen y muchas empresas buscan. Es importante mantener la calma y la situación bajo control. Si te has visto alguna vez asintiendo en silencio mientras escuchas a alguien que te está hablando gritando, entonces tienes más paciencia que la mayoría.

7Encuentras el lado positivo hasta en las peores situaciones

Todo el mundo necesita energía positiva de la que alimentarse y los líderes de cualquier tipo necesitan tenerla. Ya sea en el trabajo o en cualquier aspecto de la vida, los grandes líderes no se dejan absorber por la energía negativa, se ocupan de cada situación y se centran en el lado positivo de las cosas.

8Tratas a todos por igual a pesar de lo que sientes

compañeros

Sea donde sea, siempre intentas tratar a todas las personas por igual, independientemente de tus sentimientos. Ser un líder significa que debes ser capaz de tratar a todos con respeto, incluso si estás teniendo un mal día. No muchos pueden hacer eso.

9Eres responsable, aunque no quieras

Hay algunos días en lo que sólo apetece quedarse acostado en la cama. Quieres quedarte allí, comer allí y volver a dormirte, no lo haces. Lo dejas a un lado y te obligas a salir de la cama porque tienes responsabilidades. Tienes gente que cuenta contigo y cosas que hacer que no se van a terminar solas. Hay algunos que no salen de la cama y dejan amontonadas esas tareas para otro día. Pero tú no. Esto se llama ser responsable. Lo importante es que has encontrado la forma de hacer las cosas sin que se vuelvan un estrés gigante en tu vida, ¿quién dijo que trabajar frente a una linda vista no está permitido? Los líderes tienen que ser responsables cuando nadie más quiere serlo.

10Eres seguro, pero nunca temes pedir ayuda o apoyo

Los grandes líderes no son perfectos. Confían en las decisiones que toman, pero no tienen miedo de pedir ayuda si la necesitan. Eres humano y aunque sepas mucho, no lo sabes todo. Si eres consciente de ello, lo aceptas y sigues adelante con una mente abierta, considérate un líder.

Compartir

No hay comentarios