Las 19 Maravillas Naturales más Desconocidas de España

Los paisajes más conocidos de España son un muestrario de la variedad posible en un país que lo tiene casi todo: pareciera que nada podría faltar entre playas de aguas cristalinas, bosques y montañas nevadas. Pero todo sitio famoso que se precie, termina por opacar otras maravillas tal vez menos difundidas, y casi siempre, fuera de cualquier masificación. Seleccionamos 18 maravillas naturales menos conocidas, las que habría que apuntar urgentemente para redescubrir la belleza natural de España:

1El meandro perfecto (Meandro de Melero, Extremadura)

reto082. Meandro del Melero

Comenzamos con un paraje natural al este de la comarca de Las Hurdes. Pon rumbo a la provincia de Cáceres hasta donde se encuentra el Meandro de Melero, una de las curvas más sinuosas y fotogénicas del río Alagón en cercanía de Riomalo de Abajo. En cada estación del año, vale la pena escaparse a apreciar el colorido de la vegetación que cambia mes a mes, uno de los buenos secretos de Extremadura.

2La garganta de agua turquesa (Garganta del Cares)

Ruta del Cares - Por entre la montaña en el cañón del río CaresEn dirección a Asturias, hay un paseo inigualable que une dos pueblos (Puente Poncebos en Asturias, y Posada de Valdeón en León) entre acantilados rocosos modelados por un río (que según la temporada, tiene sus aguas en color turquesa). La ruta del Cares es uno de los senderos más bonitos que puedas hacer en España, una pequeña aventura que tiene una gran variedad de experiencias.

3El paseo de las cascadas (Monasterio de Piedra)

Monasterio de piedraDirígete al monasterio de Piedra en la comunidad de Calatayud en Zaragoza. Allí se despliega un paseo por el río Piedra, que se alimenta de numerosas cascadas (una de ellas de 50 metros de altura) e hilos de agua entre senderos que nos llevan hasta el Lago del Espejo, de aguas infinitamente calmas.

4El valle entre nubes (Valles Pasiegos)

Pues aquí vive un madrileñoCantabria tiene paz en la Comarca de los Valles Pasiegos, una sucesión de valles modelados por el río Pas y sus afluentes en una zona poco poblada, que toma su nombre de la etnia de ganaderos conocidos como pasiegos. Allí toca disfrutar de la magia de la vida simple y la combinación del ambiente rural con un entorno encantador.

5El bosque encantado (Parque Gorbea)

bosque encantado
Noradoa

Algunos puntos de este paraje parecen de cuento por el tipo de vegetación, como el humedal de Saldropo. Trasladate al país Vasco para conocer el Parque Natural de Gorbea, en torno al monte que protagoniza en altura el reservorio (con sus 1.481 msnm). Se encuentra entre las provincias de Álava y Vizcaya, y es nada menos que el mayor parque del País Vasco. Los centros de interpretación se encuentran cerca del pueblo de Sarria, o Areatza, y son los mejores puntos desde donde explorar.

6La playa escondida (Sa Calobra, Mallorca)

CalobraInternate en un camino sinuoso de montaña por la isla de Mallorca, hasta llegar a una de las playas más escondidas e impresionantes de todo el territorio. Miles de años de erosión del curso de agua de Torrent de Pareis, abrieron camino en la Sierra de Tramontana para llegar al mar en una playa entre acantilados de 200 metros de altura. La Cala de Sa Calobra está en un espacio estrecho y bastante concurrido en verano, pero todo el año vale la pena ver este punto escondido de la isla, totalmente imponente.

7El paisaje de otro mundo (Valle de Ucanca, Tenerife)

Parque Nacional del Teide.Tenerife

Uno de los valles sedimentarios de origen volcánico de Tenerife que parece un paisaje de otro planeta por su aridez, y la forma en que fue erosionado. Si estás en la isla de Tenerife, deberías apuntarte el valle de Ucanca para explorarlo y recorrer sus tonos rojizos y formas onduladas, sus curiosos pináculos rocosos y la aridez característica.

8El paraíso de Madrid (La Pedriza) 

Cuerda Larga en la Sierra de Madrid (Agosto 2013)

Si estás en Madrid, no deberías quedarte sólo con paisajes citadinos. A poco de la gran ciudad, y dentro del mismo Parque Nacional de Guadarrama, puedes concretar una escapada impensada a la naturaleza intacta en La Pedriza, un bloque granítico con riscos, arroyos y senderos por explorar entre rocas de lo más caprichosas.

9Las montañas “talladas” (Bardenas reales)

montañas talladas
Migel

La variedad de maravillas naturales del territorio Español nos puede llevar hasta inusuales paisajes desérticos. Pon rumbo hasta las Bardenas Reales en Navarra. Aquí el suelo arcilloso y de arenisca, fue moldeado por el agua y el viento creando increíbles barrancos, mesetas y cerros esporádicos entre vegetación casi nula, un sitio para hacer senderismo, aunque lejos de los días de verano cuando el calor acecha con fuerza.

10El bosque “nórdico” (Hayedo de Montejo)

MONTEJO DE LA SIERRA

Y de desiertos, podemos pasar a bosques frondosos en el Hayedo de Montejo, nuevamente no tan lejos de Madrid y casi al límite con la provincia de Guadalajara. Es la oportunidad de respirar aire puro y observar la naturaleza autóctona, en un microclima que permite que crezca un hayedo más común en otras latitudes de Europa más al norte. Ademas de hayas, hay otras especies como robles, cerezos, abedules o serbales. Para ingresar hay que retirar un pase gratuito en la oficina de la Comunidad de Madrid en Montejo de la Sierra.

11La garganta de las piscinas naturales (en Cáceres)

Los Pilones, Garganta de los Infiernos

Se llama Reserva natural Garganta de los Infiernos y está en el extremo oeste de la Sierra de Gredos. Más precisamente, en la comarca de Valle del Jerte, puerta de entrada a la comunidad Autónoma de Extremadura. Ubica la brújula en dirección norte dentro de la provincia de Cáceres para llegar hasta este río con lecho rocoso, donde el agua forma auténticas piscinas naturales entre saltos y cascadas.

12El río turquesa (en Navarra)

río turquesa
Noradoa

Camina en un bosque de Hayas junto a un río de agua turquesa. Esto sucede en el Urederra, que literalmente significa agua hermosa. El río nace en el Parque Natural Urbasa Andía dentro de Navarra y recorre apenas 19 kilómetros hasta desembocar en un afluente del Ebro. Junto a él, hay un sendero en cercanías de la población de Baquedano.

13La cueva sin fin (Cueva El Soplao, Cantabria)

The magnificent cave at El SoplaoExplora un tramo de una cueva “sin fin” en los municipios de Valdáliga y Rionansa. En total se estiman uno 20 kilómetros de extensión y oscuridad (aunque sólo una parte está abierta al público). Lo que hace único a este lugar son sus formaciones poco comunes, algunas de ellas se pueden ver en una visita guiada. El Soplao está abierta al público desde el año 2005 sumando aún más razones para pensar en Cantabria.

14El valle donde nace el arco iris (El salto de Asón)

El salto del Asón

Descubre un imponente paisaje kárstico en torno al río Asón. Allí puedes llegar hasta una cascada que da un salto al vacío desde 50 metros de altura y proseguir por un valle glaciar. Una puesta en escena natural magnífica que por sus efectos (en el sitio del salto) se conoce como el “valle donde nace el arco iris”. Para disfrutar de éstas vistas, hay que remontar el camino que sigue el curso del río desde el poblado de Asón.

15Los farallones de roca gigantes (Mallos Riglos)

Espagne - Aragon - Huesca - Mallos de Riglos

Acércate hasta un rincón del valle del Ebro para descubrir los mallos de Riglos, enormes formaciones rocosas o farallones de material calcáreo completamente espectaculares por sus dimensiones: son auténticas torres de roca que alcanzan hasta 275 metros de altura. Están a solo 45 kilómetros de la ciudad de Huesca.

16El bosque encantado en el Atlántico (en Galicia)

HechizoConduce hasta las riberas del Río Eume en Fragas do Eume, A Coruña. Allí encontrarás uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico termófilo de toda Europa, un tesoro natural de Galicia y un punto donde el verde junto al río se despliega sin igual.

17El paraíso de montaña perdido (Somiedo)

La PornacalLlega hasta el Parque Somiedo en Asturias, para conocer las construcciones antiguas y tradicionales llamadas teitos (tan vistosas por sus techos de material vegetal). Allí también hay que más que ver: bosques de robles, arces, abedules, entre praderas, lagunas y fauna salvaje.

18El cañón del Pirineo (Cañón de Añisclo)

Cañón de AñiscloLlega a ver uno de los cañones más impresionantes de España, un valle que se encajona entre rocas kársticas y paredes verticales como la del Pico de Añisclo. El gran culpable es el río Bellos, en el Pirineo de Huesca, comunidad de Aragón.

19Las mil curvas del río (Hoces del Duratón, Segovia)

Hoces del rio Duraton

Dirígete hasta el parque natural de las Hoces del Río Duratón para encontrarte con alguno de los hoces (valles estrechos) más bonitos de España. El río se ha tomado su largo tiempo para modelar este cauce de paredes altas con sus particulares curvas. Todo sucede en el tramo medio, en un paisaje de piedra caliza entre Sepúlveda y Burgomillodo, en la provincia de Segovia.

FOTO101lugaresincreibles
FUENTEFlickr
Compartir
Leticia Bertolino
Soñadora histérica. Estoy dando mis primeros pasos en la escritura. Amo el cine, leer y cantar bajo la ducha. Sin música la vida sería un error.

No hay comentarios