20 Cosas que Deberías dejar de Hacerle a los Demás

Algunas cosas que hacemos o decimos durante el día, a veces intencionalmente y otras por inercia, pueden dañar tus relaciones interpersonales o evitar que logren un nivel de profundidad óptima.

Si estás esperando crecer y mantener relaciones positivas en tu vida, te recomiendo leer estas 20 cosas que debes dejar de hacerle a los demás.

1. Deja de creer que todo es sobre ti. El mundo gira alrededor del sol, no de ti. Tómate un momento para reconocer esto como una verdad.

2. Deja de tenerles rencor. Los rencores son un desperdicio de perfecta felicidad.

3. Deja de insinuarles lo que no les dices. La gente no puede leer la mente. Comunícate eficazmente y con regularidad.

4. Deja de quejarte sobre ellos. En su lugar, utiliza tu tiempo y energía para hacer algo al respecto.

5. Deja de culparlos. Culpar a los demás no sirve de nada. O tú controlas tus problemas o ellos te controlarán a ti. Es tu elección. Cuando culpas a los demás por lo que te está pasando, estás negando tu responsabilidad. Estás renunciando al poder de esa parte de tu vida, y molestas a todos a tu alrededor en el proceso.

Cuando culpas a los demás por lo que te está pasando, estás negando tu responsabilidad.

6. Deja de mentirles. A largo plazo, la verdad siempre se revela. O eres el dueño de tus acciones o tus acciones se adueñarán de ti.

7. Deja de juzgar. Todo el mundo está luchando su propia y única guerra. Tú no tienes ni idea de lo que les está pasando a ellos, al igual que ellos no tienen ni idea de lo que te está pasando a ti.

8. Deja de dudar. Si crees o piensas que algo no se puede lograr, probablemente tengas razón. Pero no dejes que tus dudas interfieran con los sueños de las otras personas. Recuerda, el que dice que no se puede hacer algo, no debe interrumpir al que lo está haciendo.

9. Deja de interrumpir. Corregir a alguien cuando están descaradamente mal es una cosa, pero no interpongas tus opiniones todo el tiempo.

10. Deja de ser egoísta. Tú recibes lo que das en una relación. Nada menos, nada más. Como dicen Los Beatles: “Y al final, el amor que recibes es igual al amor que das”

“Y al final, el amor que recibes es igual al amor que das”

11. Deja de estar a la defensiva. Sólo porque alguien vea algo diferente de lo que tú ves, no significa que alguno de los dos esté equivocado. Mantén una mente abierta. Una mente abierta siempre descubre grandes cosas.

12. Deja de chismosear. Chismosear sobre los demás es una situación perder/perder. Los lastima, y luego lastima tu reputación.

13. Deja de hacerles promesas que no puedas cumplir. No sobre-prometas. Sobre-cumple todo lo que hagas.

14. Deja de hacer una montaña de un grano de arena. La gente comete errores. No hay razón para estresarte ni estresar a todos a tu alrededor debido a ello. Una forma de comprobar si algo vale la pena que sea reflexionado, es haciéndose la siguiente pregunta: “¿Importará dentro de un año?” Si no, entonces no vale la pena preocuparse por ello.

15. Deja de compararlos con otras personas. No hay dos personas iguales. Cada uno tiene sus propias fortalezas. Nosotros sólo estamos compitiendo contra nosotros mismos.

16. Deja de esperar que sean perfectos. ‘Perfecto’ es el enemigo de ‘bueno’. Y un “bueno” genuino es difícil de encontrar en este mundo. No te olvides de él.

17. Deja de tratar de ser todo para todos. Es imposible. Sin embargo, hacer a una persona sonreír puede cambiar el mundo. Tal vez no todo el mundo, pero sí su mundo.

18. Deja de darles consejos, y simplemente escúchalos. Menos consejos es a menudo el mejor consejo. La gente no necesita un montón de consejos, ellos necesitan un oído atento y un refuerzo positivo. Lo que quieren saber ya está en algún lugar dentro de ellos.

19. Deja de ser dramático. Mantente fuera del drama de los demás y no crees innecesariamente el tuyo propio.

20. Deja de aprovecharte de la gente para salirte con la tuya. Solo porque puede llegar a conseguir algo bueno para ti, no significa que debes aprovecharte de otra persona. Piensalo Bien. Haz lo que tu sabes con el corazón que está bien.

FOTOPexels
FUENTEmarc&angel
Compartir

No hay comentarios