Ella tomó Agua Caliente con Miel y Limón durante un año. Esto es lo que paso

Hasta hace algunos años, el Té con Limón y Miel era algo que compraba en sobres, y tomaba solamente cuando estaba agonizando por culpa de una gripe o resfrió.

Comencé con este desafió con muchas dudas, ya que esos pequeños sobres no ayudaban mucho. Pero tomar agua con jugo real de limón y miel es una experiencia totalmente diferente, y con todo lo que eso conlleva, me embarque en esta búsqueda de 12 meses para ver si realmente es tan milagroso como dicen.

Quiero que sepas que fue un cambio total para mi, y aquí te cuento por que:

1. No haber tenido un resfrió, gripe o enfermedad gastrointestinal en todo el año.

Toda mi vida, desde que tengo memoria, fui una cazadora serial de amigdalitis, o cualquier tipo de virus que estaba volando por ahí. Soy parte de una gran familia, sobre todo con muchos pequeños, y siempre había alguien por ahí contaminado con el ultimo bichito de moda. Estoy feliz de reportarles, que ahora soy capaz de escaparle a todos, inclusive, cuando el resto de mi familia si se contagio.

Confesión: Alguna veces me olvidaba de tomarlo, y mas allá de algunos estornudos o dolores de cabeza, no paso.
En cuanto volvía al régimen, los síntomas se iban por completo, y ahora juro llevar a todos lados mi miel y limón, al punto de que a veces me siento una como una vieja cargando su medicina para todos lados, hasta cuando me hospedo en un hotel o voy a la casa de algún amigo.

¿Debería darme vergüenza o tendría que estar orgullosa de eso?

Limones
Flickr

2. Ya no necesito tomar tanto café, y me convertí en una persona mas ‘despierta’ por las mañanas.

Esa chispa que recibo de la miel y el limón a primera hora de la mañana, se ha convertido en algo que anhelo totalmente. A diferencia del Café, no me deja con dolor de cabeza, o ese bajón post-cafeína que te genera.

Solía llevarme más de una hora poder abrir mi segundo ojo, o dejar de gruñirle a las personas como una mujer de las cavernas. Ahora, en cambio, molesto a las personas que amo de forma diferente. Por ejemplo, haciendo preguntas profundamente filosóficas mientras preparo el desayuno, o los fastidio mucho con mi excesivo buen humor. (Realmente les molesta)

3. La mayor recompensa: Las personas a mi alrededor se están volviendo mucho más saludables.

Este ha sido un desafió aun mayor: Convencer a mi familia de lo bueno que es tomar limón y miel para ayudar a combatir algunos de sus males cotidianos.

Después de jugar a ser la enfermera de todos, suministrándoles mi poción mágica cuando estaban desesperados por su malestar, ellos lo pudieron ver por si solos: “Buenísimo, me ayudo un montón” o “Tenes razón, que increíble!”, son algunas de las frases que me recuerdan y alientan a seguir adelante todos los días.

Es hermoso sentir que puedo ayudar a mi gente querida con algo tan simple y al alcance de todos. Me convertí en algo así como “La Super Enfermera de Un solo Truco”.

La Receta:

Generalmente uso el jugo de medio limón fresco y una cuchara de té repleta de miel orgánica al natural en una taza con agua recién hervida, que dejo enfriar un poco, pero solo un poquito, ya que debe que estar lo suficiente caliente como para derretir la miel. Después, le agrego un poco de agua helada, para poder ingerirlo apenas me despierto y lograr esa hidratación inmediata.

Cuchara de Miel
Flickr

Igualmente, todo depende de que tipo de limón y miel usamos. Algunos limones son mas jugosos que otros y algunos tipos de miel mas dulces, así que experimentar es lo importante! A veces, medio limo puede ser muy intenso para empezar, mi familia, por ejemplo, usa solo un cuarto.

¿Por qué Funciona?

Según thehealthsite.com y Underground Health, hay por lo menos 9 beneficios importantes. Estos son mis favoritos:

Te mantiene regular y protege de las infecciones urinarias:

Cuando la mezcla se toma a primera hora de la mañana estimula el sistema digestivo, la hidratación del colon, y combate el estreñimiento. También actúa como un diurético, limpia el tracto urinario y protege de las infecciones urinarias. Claramente puedo corroborar este!

Estimula la digestión:

Cada parte de la bebida trae beneficios para el proceso digestivo. El limón ayuda al hígado a producir mas bilis, que favorece la descomposición de los alimentos complejos y la utilización de los nutrientes de las comidas. La miel es anti-bacteriana y ayuda a combatir las infecciones. También favorece la producción de mucosidad en el estomago, que sirve para eliminar las toxinas. Por esta razón, también es un beneficio para el control del peso y mantenernos saludables.

Te hace brillar de salud y belleza:

El limón tiene muchos beneficios para la piel, pero también ayuda a purificar la sangre, así como a la producción de nueva células que actúan como agentes de limpieza. El agua y la miel impulsa la restauración del colágeno de la piel y trabaja como agente anti-bacteriano.

Así que ahí lo tiene, mi veredicto es totalmente positivo y altamente recomendable. Ademas es riquísimo!

No hay comentarios