Cómo Entrenar tu Cerebro para ser Feliz

¿Alguna vez te detuviste a pensar si tu cerebro produce pensamientos felices o infelices?

A veces creemos que nuestros genes son los culpables de hacernos quienes somos. Pero no siempre es tan así. Solemos estar tan preocupados por cómo estamos ahora, que nos olvidamos que tenemos el maravilloso poder de convertirnos en la persona que realmente queremos ser.

Entonces, si es la felicidad lo que estás buscando, quiero que sepas que con estos 6 tips puedes lograr entrenar tu cerebro para ser feliz. Y seamos honestos, ¿quién no quiere ser feliz?

1. Tu eliges que tan feliz eres.

¿Cómo? Por el tipo de pensamientos que creas. Los pensamientos positivos te hacen feliz, mientras que los pensamientos negativos te hacen infeliz. Si, lo se, suena tan simple. Pero creeme, no lo es.

“¡Estoy tan gorda!” – Eso es un pensamiento negativo que te hace sentir totalmente impotente.

“Nunca voy a lograrlo.” – Otro pensamiento negativo.

“Me gusta pasar tiempo con mi esposo.” – Un pensamiento positivo que trae buenos sentimientos.

“¡Vamos de vacaciones!” – Un pensamiento excitante. ¡La felicidad está aquí!

Hasta aquí todo bien. Pero ¿Cómo se puede producir más pensamientos positivos para esta aun más feliz?

2. Puedes entrenar tu cerebro para que piense en cosas felices.

Entrenando tu cerebro para que piense en positivo, te volverás una persona más feliz. Aquí tenemos algunos ejemplos:

¿Has notado como algunas personas suelen sentirse mal con ellos mismos cuando alguien los critica, mientras a otros parece no importarles nada?

Lo que muchos no saben es que su reacción a la crítica es un hábito. Un hábito de pensamiento.

Mientras que algunos toman como algo personal esos dichos y llegan a sentirse infelices, a otros les resbala por completo y siguen siendo felices.

Pero esto no solo pasa con las críticas, es para todo: Como reaccionas a los cumplidos, como te afectan los malos conductores, como reaccionas cuando sientes que te tratan mal o crees que se están aprovechando de ti.

Al elegir activamente estos diferentes pensamientos, puedes reforzar el hábito de pensar positivamente y disminuir el hábito de pensar en negativo.

¿Pero qué pasa con las situaciones que realmente son negativas? ¿Deberías usar todo el dia unas gafas rosas y negar la realidad?

3. Se puede pensar positivo y seguir siendo realista.

Algunas personas creen que “pensar en positivo” es utilizar las gafas rosas para ver todo hermoso. Eso no es lo que estoy sugiriendo.

“Estoy en muy mala forma” – Un pensamiento negativo que atrae malos sentimientos.

“Estoy en muy mala forma, pero ya comencé a ejercitarme y estaré cada día un poco mejor” – Empezó como un pensamiento negativo, pero termina siendo algo muy positivo. Sin negar la realidad, estas teniendo una mirada optimista de la situación. ¿El resultado? ¡Un paso más cerca de la felicidad!

La palabra “pero” es algo mágico: mantiene tus pensamientos realistas, pero ya no te hacen infeliz.

4. Agregar un “pero” para transformar la infelicidad en felicidad.

Si tuviéramos la posibilidad de añadir un inofensivo “pero” en cada pensamiento negativo que producimos, podríamos transformar todo lo negativo en positivo. Ejemplos:

¡Siento que nunca lograré perder peso! se transforma a “Siento que nunca lograré perder peso, pero conozco otras personas que eran exactamente como yo y lo lograron! 

¡Nunca encontrare el amor! se transforma en “Nunca encontrare el amor si me quedo todo el día sentada en el sillón. Pero mañana comenzare a salir más y mi suerte podría cambiar.”

¡No podré pagar esta deuda! se transforma a “Nunca podré pagar esta deuda, pero podría pagar parte de ella si comienzo a ahorrar $100 cada mes.”

¿Logras ver todo inmenso poder que tiene esta pequeña palabra? ¡Es como una varita mágica de felicidad!

5. Cuanto más te acostumbras al uso de la palabra “pero”, más feliz serás.

Al principio es necesaria mucha práctica. La adición del “pero” a tus pensamientos negativos no es algo natural.

Sin embargo, cuanto más lo haces, la estructura de tu cerebro va creando nuevos caminos naturales para desarrollar el hábito de utilizar el “pero” cada vez que piensas negativamente.

La técnica del “pero” cambiara literalmente la estructura de tu cerebro y elevará dramáticamente tu niveles de felicidad. Ser feliz puede ser fácil.

6. ¿Por qué las afirmaciones pueden hacerte infeliz?

Muchas personas tratan de saltar al pensamiento feliz directamente luego de un pensamiento infeliz. Así que en lugar de pensar “Estoy en muy mala forma, pero ya comencé a ejercitarme y estaré cada día un poco mejor”, ellos solo piensan “Estoy en forma”. Saltan desde el “estoy fuera de forma” al “estoy en forma” directamente.

Al igual que lo pobres afirman “Soy rico”.

El problema es que por lo general esos “pensamiento felices” no son realmente pensamientos felices, ya que en realidad te estan generando infelicidad. ¿Por qué? Porque en el fondo tu sabes que son mentira.

Si crees que estás fuera de forma, no vas a poder engañarte a ti mismo. Ni por mil veces que te lo repitas a diario. Lo que sí puedes creer, y es ahí donde deben centrarse tus pensamiento, es en que puedes lograr estar en forma.

Y es por esto que la técnica del “pero” funciona maravillosamente. Al igual que la técnica “que pasaría si”, esta acepta dónde estás hoy, pero te muestra el camino por delante.

Entonces, ¿tu ya sabes cual es tu pensamiento negativo que vas a transformar con un “pero”? ¿cómo vas a empezar a entrar tu cerebro para ser feliz hoy?

FOTOUnplash
Compartir

No hay comentarios