Errores Típicos a la Hora de Comprar una Cámara Réflex

El momento de comenzar la búsqueda de la cámara que te acompañará a lo largo de un sinfín de fotografías puede provocarte tanta emoción y placer como nerviosismo y estrés.

A la hora de tomar esta decision, son muchos los factores que debes considerar si no quieres terminar cometiendo errores que te lleven a una realizar “mala compra”.

¡Si estabas pensando en comprar una cámara réflex, no puedes dejar de leer este artículo!

Los errores más frecuentes a la hora de comprar una cámara réflex

1. Pagar de más por cosas que no necesitas:

Pagar de más por una cámara que no necesitas es uno de los errores más frecuentes en los que los fotógrafos suelen caer. A pesar de que eres capaz de conseguir fotografías increíbles con casi cualquier cámara réflex que puedes encontrar en las tiendas, es muy fácil que caigas en la tentación de salirte de tu presupuesto para hacerte con una cámara con mayores especificaciones pero que en realidad no necesitas. Ten en cuenta que la mejor forma de aprovechar al máximo la inversión que vayas a realizar en una cámara fotográfica es si pagas por aquello que efectivamente vas a utilizar, y no que te gastes un dineral en funciones a las cuales no les darás uso. Tomarte un tiempo para analizar que uso piensas darle puede ahorrarte mucho dinero que te hará falta para hacerte con los objetivos con los que harás tus mejores fotografías.

Lente Reflex

2. Elegir la cámara solo por sus megapíxeles:

no siempre las características que los fabricantes y las tiendas resaltan como fundamentales son realmente importantes a la hora de hacerte con una cámara réflex digital. El modo en que se promocionan las cámaras según sus megapíxeles, para hacer alusión a su calidad de imagen, es un excelente ejemplo de ello. Recuerda que los megapíxeles en marcan el tamaño de impresión que tendrá la fotografía, pero nada tienen que ver con la calidad de éstas como se suele promocionar, de hecho, en muchas ocasiones mayores megapíxeles producen el efecto inverso: reducir la calidad de las fotografías.

3. Pasar por alto los “extras” necesarios:

ten en cuenta que, el mundo de la fotografía réflex no solo se limita a la cámara y que existen muchos accesorios que te serán indispensables para que puedas aprovechar al máximo el potencial de la cámara que estés por adquirir. De hecho, en muchos casos puede incluso que la cámara sea lo más económico de todo tu kit fotográfico. Objetivos, filtros, baterías extras, memorias de alta velocidad, mochilas para transportar tu equipo, flashes externos, difusores y trípodes son parte del sinfín de accesorios y herramientas necesarias para que puedas llevar a tus fotografías al próximo nivel. Nuevamente debes de tener cuidado de conocer bien tus necesidades fotográficas de modo de no sobredimensionarte.

4. No escuchar a los colegas (o leerlos):

a la hora de realizar una compra, no aprovechar las ventajas que ofrece Internet para conocer las opiniones y experiencias que otros colegas pudieron haber tenido con la cámara réflex que estés a punto de comprar, roza lo irresponsable. Antes de lanzarte en busca de tu próxima cámara réflex, tomate un tiempo para comparar las distintas alternativas disponibles en el mercado y para conocer las opiniones de aquellos colegas que ya se han hecho con ellas. Antes de comprar ¿Cómo escogerás entre dos cámaras de fotos?.

5. No investigar la cámara a fondo:

si bien las opiniones de colegas pueden darte una idea más general del desempeño, las ventajas y las desventajas de una determinada cámara réflex, para conocer realmente en profundidad a la cámara que estés pensado comprar, es necesario que descargues una copia de su manual de usuario de Internet y le eches una ojeada. Solo de este modo conocerás a fondo todas sus funciones y características de modo de, junto a las opiniones de los colegas, hacerte una idea más acabada de la cámara que vayas a comprar.

Fotografia 03

6. Desconocer la terminología:

no tomarte un tiempo para “estudiar” la terminología utilizada por los vendedores y fabricantes al ofrecer sus productos, es un error que puede costarte muy caro, y no solo en dinero. Es muy importante que, de modo de que puedas dar con la cámara réflex perfecta para ti, entiendas la terminología utilizada por los vendedores y los sitios de venta online de modo de que puedas interpretar las especificaciones de las cámaras réflex y que puedas así, tomar la mejor decisión de compra. Para ello, te recomiendo que leas las referencias del siguiente artículo: “Antes de Comprar: ¿Cómo Escoger Entre Dos Cámaras de Fotos?”

7. Creer que solo existen “marcas de primera”:

si eres de los que creen que en el mundo de la fotografía digital se limita a Nikon y a Canon, estas cometiendo un error. Cada día más, las “marcas de segunda” lanzan al mercado cámaras, objetivos y accesorios que nada tienen que envidiarle a los productos de “primera” por lo que no debes de pasarlas por alto. ¿No me crees? Échale un vistazo a estas dos cámaras y lo veras: Pentax K-50 y Sony A58.

Camara

8. No probar la cámara en persona:

si tienes la posibilidad de “conocer” a tu próxima cámara réflex antes de comprarla, hazlo. De este modo, podrás evaluar en vivo y en directo aquellas características que llamaron tu atención respecto a dicho modelo. Fíjate no solo a su aspecto físico, sino también en su funcionalidad, es decir, que su peso, tamaño, ubicación de los botones, etc., se ajusten a tus necesidades y deseos. Experimenta con tu futura cámara antes de comprarla. Cuando la tengas en tus manos, sabrás si son el uno para el otro.

9. Dejar que otros decidan por ti:

es muy común que los vendedores o colegas quieran convencerte de comprar una cámara réflex distinta a la que tú tienes en mente. No debes de comprar una cámara solo basándote en las opiniones de terceros, por más valiosas que sean, sino basándote en tus propias necesidades. Eso sí, para que puedas hacerlo, debes de tener en claro que uso piensas darle a la cámara y eso no siempre resulta sencillo.

Fotografa Turista

10. Creer que la cámara hace al fotógrafo:

si te preguntara ¿Por qué quieres cambiar de cámara? Estoy seguro de que una de las razones para hacerlo es “porque quieres tomar mejores fotografías”. Pensar de ese modo es, a mi entender, el peor error que puedes cometer a la hora de comprar una Cámara Réflex digital. La cámara fotográfica es solo una herramienta que utilizarás para transformar tus ideas en fotografías, pero bajo ningún concepto la cámara debe dejar de ser un medio para convertirse en un fin en sí misma. La verdadera magia en este maravilloso arte que es la fotografía sucede dentro de ti, gracias a tu creatividad y a tus ganas de convertir tus ideas en una realidad fotografiada.

¿Cómo evitar éstos errores?

Para evitar cometer los errores que acabo de comentarte es necesario que venzas al peor enemigo que toda decisión de compra tiene: la ansiedad.

Si bien es cierto que el momento de comenzar la búsqueda de tu próxima cámara fotográfica es un proceso muy emocionante, también es cierto que puede provocarte mucha ansiedad y que ésta, termine por empujarte a tomar una decisión que no hubieras tomado si contabas con más información al momento de la compra.

Fotografia 005

Pero ten en cuenta que, mucha de la información necesaria para que puedas tomar la mejor decisión de compra, no proviene del entorno sino que emana de ti mismo y de las necesidades que como fotógrafo quieres satisfacer utilizando la nueva cámara como un medio para hacerlo.

Es por ello que, antes de decidirte a hacerte con una nueva cámara, es muy importante que te preguntes:

¿Qué podré hacer con esta nueva cámara que no pueda hacer con mi cámara anterior?

No hay comentarios