Nuevos Neumáticos Esféricos para los Coches Autónomos del Futuro

Está claro que los coches autónomos cambiarán por completo la manera en la que nos movemos. No solo para los autos particulares, la tecnología está pensada también para buses, trenes y otros medios de transporte.

En Goodyear creen que esta revolución de transporte es la oportunidad perfecta para rediseñar elementos que han permanecido inalterables durante más de un siglo; en concreto, Goodyear quieren cambiar completamente los neumáticos. Para eso han presentado por sorpresa los Eagle-360, unos neumáticos esféricos diseñados pensando exclusivamente en los coches autónomos del futuro.

Presentacion Eagle-360

Como ves en las imágenes y como indica su nombre, los Eagle-360 son esféricos, no porque sean más bonitos, sino porque de esta manera es posible conseguir una mayor seguridad y maniobrabilidad.

Los neumáticos esféricos pueden aumentar increíblemente las posibilidades de los coches particulares

Aunque parezca que en un coche autónomo no es necesario aumentar la maniobrabilidad, en realidad es todo lo contrario, ya que esto permite al sistema autónomo realizar maniobras que un conductor humano no podría conseguir, y que están limitadas por el diseño actual de los neumáticos.

eagle-360

Por ejemplo, un aspecto en el que estos neumáticos pueden mejorar mucho la conducción es en el movimiento lateral, lo que debería traducirse en una mayor suavidad en la conducción y en un viaje más agradable para los pasajeros con movimientos fluidos.

La seguridad también es un punto importante, ya que estos neumáticos pueden ser multidireccionales; es decir, que el coche puede dirigirlos hacia diferentes direcciones dependiendo de las circunstancias; pongamos el caso de que el coche pierda el control por la presencia de hielo negro en la carretera (una fina capa de hielo que no se percibe a simple vista y que es la culpable de muchos accidentes).

Si el sistema autónomo detecta que las ruedas están patinando en esta situación, puede moverlas en direcciones diferentes, controlando la aplicación del acelerador, hasta que consiga recuperar el vehículo.

Por supuesto, estos neumáticos tienen otros usos interesantes gracias a la libertad de movimiento que permiten; el aparcamiento ya es una de las pesadas tareas que podemos dejar a los sistemas autónomos, y con estas ruedas serían capaces de entrar en huecos incluso más justos que ahora y necesitan menos espacio para hacerlo.

El dibujo del neumático está inspirado en los corales, pero es en su interior donde encontramos la clave de su funcionamiento: un sistema de levitación magnética. En realidad la rueda no está unida físicamente al coche, sino que éste está suspendido gracias a los campos magnéticos.

Los campos magnéticos funcionan como un tipo de suspensión, logrando una mayor comodidad y reduciendo el ruido al mismo tiempo.

Como pudieron ver, en estos neumático esféricos hay algo más que una idea extraña, hay conceptos muy futuristas pero que podrían hacerse realidad. Por el momento Goodyear sólo ha presentado estos neumáticos impresos en 3D en el Salón de Ginebra.

Compartir

No hay comentarios