Ser un Reflejo de lo que Admiras

Una imagen que encontré hace algún tiempo en Pinterest, contiene cuatro premisas que entiendo fundamentales para la evolución de los seres humanos. Decidí traducirla e intentar explicarlas:

“Atrae lo que esperas, proyecta lo que deseas, conviértete en lo que respetas y refleja lo que admiras.”

Atrae lo que esperas, proyecta lo que deseas, conviértete en lo que respetas y refleja lo que admiras.

Atrae lo que esperas: Es básicamente, la ley de atracción. Debes pensar y trabajar por cosas buenas y lograrás cosas buenas. El esperar debe estar combinado por la acción de trabajar y esforzarnos cada día por nuestras metas. Nada llega de gratis.

Proyecta lo que deseas: toda esta atracción debe estar acompañada de la proyección del deseo. Por ejemplo, “quiero que todo me salga bien” El reflejo debe estar asociado a conductas positivas, que proyecten al exterior todo tu trabajo interior.

Conviértete en lo que respetas: creo que no hay nada más cierto que esto. ¿O acaso vas a convertirte en alguien con falsa moral, sin ética ni valores? Los modelos a seguir (si buscas uno) deben ser seres humanos que dejen huella, no necesariamente por grandes acciones o logros, a veces las pequeñas cosas son igualmente valiosas.

Refleja lo que admiras: confucio alguna vez dijo, “Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo. Cuando veas a un hombre malo examínate a ti mismo.” Cuando encuentres un modelo a seguir, alguien que te inspire y empuje, trata de reflejar todos sus actos.

Compartir
Founder de OneClap. Emprendedor. Amo la fotografía, los viajes, el diseño web y la tecnología. Duermo poco, sueño mucho.

No hay comentarios