¿Tienes Problemas para Dormir? Lo que Comes puede estar Influyendo en eso

Consumir grasas saturadas, poca fibra y mucha azúcar influyen en la calidad del sueño. Este se vuelve más ligero y hay más chances de que te despiertes durante la noche. Así lo asegura un estudio publicado por el “Journal of Clinical Sleep medicine“. El estudio indica que consumir más fibra asegura que duermas con más profundidad y así sea un sueño reparador. Por el contrario, las grasas saturadas hacen que el sueño sea menos profundo, mientras que el azúcar hace que despiertes con más frecuencia en mitad de la noche.

“Nuestro principal hallazgo fue que la calidad de la dieta influye en la calidad del sueño, dice la investigadora principal, Marie-Pierre St-Onge, de la Universidad de Columbia en Nueva York. “Y lo más sorprendente fue que incrementar el consumo de grasas un solo día o disminuir la fibra podía influir en el sueño”.

“El hallazgo de que la dieta puede influir en el sueño tiene enormes implicaciones para la salud, dado el creciente reconocimiento del papel del sueño en el desarrollo de enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes y la enfermedad cardiovascular”, explica St-Onge.

¿Qué comes y cómo duermes?

comer sano

El estudio también encontró que es posible dormir mejor y más rápido con dietas proporcionadas por un nutricionista, que sean bajas en grasas saturadas y altas en proteínas, al contrario que consumir lo que uno desea. En general, las personas a las que se les realizó el estudio tardaron aproximadamente 29 minutos en conciliar el sueño después de consumir alimentos y bebidas de su elección, pero sólo les llevó 17 minutos dormirse después de comer comidas controladas.

Esto se llevó a cabo con una muestra pequeña de 26 participantes adultos, 13 hombres y 13 mujeres, con peso normal y una edad media de 35 años. Durante 5 noches, en un laboratorio del sueño, los participantes pasaron 9 horas en la cama, desde las 10 de la noche hasta las 7 de la mañana, de las cuales durmieron como media 7 horas y 35 minutos cada noche. Se recogieron datos objetivos sobre su sueño cada noche por medio de una polisomnografía. Los datos se analizaron la tercera noche, después de 3 días de alimentación controlada.

Hay que comer bien para dormir mejor

dormir

Luego de observar las conclusiones y los datos obtenidos, el estudio sugiere que determinadas dietas sanas pueden ser la clave para las personas con problemas para dormir. Sin embargo, se necesitan estudios futuros para evaluar esta relación.

Este estudio hace hincapié en la importancia de la calidad del sueño sobre la salud. Es sabido que dormir pocas horas tiene repercusiones sobre el peso, hace que aumente con más facilidad, y puede favorecer la aparición de diabetes a largo plazo. De hecho, los investigadores se plantearon que si la cantidad de horas de sueño influyen en cuánto comemos, ¿influiría la alimentación en la calidad del sueño? Y la respuesta parece ser afirmativa, aunque todavía hacen falta más estudios.

FUENTEPilar Quijada, ABCblogs
Compartir

No hay comentarios